Alma Jordan | De dónde procede la inspiración?
15625
post-template-default,single,single-post,postid-15625,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

De dónde procede la inspiración?

De dónde procede la inspiración?

De dónde procede  la inspiración?

Era muy joven cuando empecé a escribir. Como  he explicado reiteradamente, era mi manera de desahogarme. A través de mis escritos narraba mis dudas, mis problemas, las situaciones familiares y muy pocas personas lo sabían, no porque fuera un secreto, simplemente lo consideraba algo muy privado. En mi niñez en la clase de lengua  tuve una maestra que  marcó  mi vida. En sus clases nos hablaba mucho sobre la poesía  y  realizábamos pequeños ejercicios de declamación en los que al principio me agobiaba debido a mi timidez, pero que luego aprendí a disfrutar cuando lo hacían mis compañeros, sobre todo aquellos que se sumergían en ella, la disfrutaban, la hacían suya, y declamaban con pasión. Gracias a esta maestra descubrí; a Elsa Isabel Bonermann y se mató un tomate,  Juana de Ibarbourou y el dulce, milagro a la niña de Guatemala de José Martí  y como no, a mi bien amado Pablo Neruda. Cuando empecé a escribir de una forma un poco más seria, en mi forma de hacerlo se evidenciaba de donde procedía  la forma tan particular en que lo hacía. No podía desvincularme de ese modo  rítmico que existe  en los versos de  muchos  poemas y que yo para nada buscaba  y de la que tanto me costó desvincularme.  Por aquel entonces yo tenía la idea de que la inspiración llegaba en momentos puntuales y que solía derivarse de estados de ánimo bajos producidos por situaciones personales, de índole mayormente negativa pues era lo que me ocurría en mis inicios. Con el paso del tiempo y entablar amistad con personas que al igual que yo amaban escribir y que lo hacían de una forma más profesional, descubrí que la inspiración también se puede buscar. Que si  escribes  constantemente, es decir te lo tomas como una tarea donde puedes escribir  desde las cosas más absurdas o simples como tu día a día, hasta cosas de mayor relevancia y le dedicas un tiempo a diario, la inspiración empezará a formar parte de tu vida. Así lo hice y de verdad, noté una gran diferencia en mi proceso creativo. La inspiración empezó a fluir sin las limitaciones que yo anteriormente ponía. Con el paso del tiempo y al empezar a estudiar ilustración, algunos maestros me dieron en sus cursos algunos tips para buscar inspiración como por ejemplo; hacer una lista  de las cosas que sobre las quiero dibujar o pintar, pero que también aplico a la escritura. Por ejemplo, quiero  escribir sobre la naturaleza pero mi inspiración aquel día no fluye por si sola, por lo que hago una lista de palabras relacionadas, y me quedo con las que más llaman mi atención referente a ese tema por ejemplo:

Naturaleza:

Aves: gorriones, águilas, tucanes, jilgueros, colibrís.

Animales salvajes: leones, tigres, panteras, jaguares.

Flores: tulipanes, rosas, orquídeas, hibiscus.

También se puede realizar un moodboard o tablero  con el resultado final de las palabras que  he elegido para trabajar en el proyecto  de la índole que sea. Al visualizarlas en detalle, nos darán ideas sobre las cuales podemos escribir, dibujar o pintar.

Otra fórmula que se debe tener en cuenta es, jamás copiar o plagiar. Pues estaríamos incurriendo en un delito. Si tengo algo en lo que debo trabajar un texto o una obra pero no sé como asumirla, puedo buscar referencias de otros artistas que realizaron un trabajo semejante y ver la forma en que lo asumieron. Quizás la forma en que representaron la luz , la simetría en sus obras, el uso  de determinados pinceles  pueden ser factores que te pueden inspirar para realizar de un mejor modo tus propias obras.  JAMÁS COPIAR.  Otro factor muy importante que repercute de gran manera en nuestra inspiración, es el ambiente en el que trabajamos. Por ejemplo, cuando escribo necesito un ambiente  tranquilo y relajado. Pero cuando dibujo o pinto suelo poner una playlist de mi cantante favorito a un volumen adecuado que suscite un ambiente agradable y que no interfiera en mi proceso creativo. A donde voy suelo tener mi espacio de trabajo  el cual he pintado y decorado de una forma que para mi resulte agradable.  Es donde tengo el material necesario para realizar mis proyectos y donde puedo ver mis obras  y tengo todo lo que necesito.

En definitiva, aunque evidentemente hay días en que nos encontramos inspirados de forma espontánea, también hay múltiples maneras de buscar inspiración como las que he expuesto anteriormente  y que son las que utilizo y que a mí  me funcionan, cuál es la tuya?

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment